Bienvenida

Mi incursión en el mundo de las casas de muñecas comenzó hace, aproximadamente 15 años cuando me llegó la primera casa como regalo de reyes. Enseguida comencé a montarla, pero me cansé y se quedó arrinconada en el trastero.
Ocho años más tarde, decidimos mudarnos, dispuse entonces de un espacio sólo para mi. Desempolvé mi antigua casa de muñecas y comencé de nuevo con esta maravillosa afición.
A día de hoy tengo varias en marcha. Unas las he comprado de segunda mano, otras son de fascículos, otras de kit, otras regaladas por amigos y alguna hecha de cartón.
Ninguna está acabada, me da pena acabarlas y siempre vuelvo sobre ellas. Ninguna tiene un estilo determinado. La decoración es ecléctica como mi casa real.
Intento hacer todo lo que puedo con mis manos ya que de lo contrario sería muy aburrido y caro.
No me gustan los personajes. Creo que hacen estática e irreal cualquier escena. Sin embargo, sin personajes, la foto de cualquier estancia, desde el ángulo adecuado, puede confundirse con la realidad.

Espero que les guste...

ê ê ê ê ê

_________________________________________________________________________________________________________


jueves, 10 de noviembre de 2011

Centrada en la tienda de Delicatessen

He estado centrada en la tienda de Delicatessen, a ver si la termino, pero es tan minuciosa que se hace eterna.
En principio me centré en los artículos de dulcería y panadería.


Las cestas me dieron un trabajo inmenso y eso que no tienen nada del otro mundo, pero se me soltaban, porque el pegamento no era capaz de aguantar.

Hice pan, en barra y redondo, una babla de dulces, una bandeja de chocolates y una de nevaditos. (ésta me  encanta, dan ganas de comérselos). 





Ahora viene la anécdota. Tarde Dios y ayuda en hacer una tarta de fimo (de nata y fresa). Mezclé los colores hasta que obtuve el color rosa que quería, hice las rositas, las coloqué, hice piruletas de nata y fresa con la misma mezcla y ¡ala, al horno!. Pues bien, yo no se si me despisté ó que pero el resultado fue... (redobles de tambór) ... ¡Una apetecible tarta de chocolate! (de las piruletas ni hablamos, claro).

Espero que les guste la tartera. La base es un carrete de hilos cortado a la altura que quería y rodeado con una cinta.

Ahora estoy centrada en los productos congelados que se venderán en la tienda. Los he hecho como siempre, con los catálogos de los hiper que llegan a casa, rellenándolos con papel para darles forma.


Y algunos tarros de venta a granel a los que le falta la etiqueta y quiero ponerles a cada uno un cucharón para servir.


Ya, por último, este es el aspecto que va tomando la tienda. Aunque aún le faltan muchas cosas.










Aprovechando una rotura

Este centro de mesa está hecho con un detallito de los que regalan en las bodas. Era un pozo con unos pajaritos y se cayó y se desarmó, entonces se me ocurrió hacer lo siguiente:

Fuí quitando las astillas de cristal que sobraban y con el centro hice una copa a la que añadí unas uvas. A los dos pajaritos le puse un accesorio de collar como pie para que se mantuvieran y el resultado es el que se ve en la foto.


Los coloqué en la mesa del comedor del Palacio.


Un fin de semana entretenido

Bueno, pues eso, que este fin de semana ha sido bastante productivo y he hecho algunas cositas que tenía en mente. Unas salieron mejor y otras peor, pero como de los errores se aprende...
Me apetecía hacer arreglos florales para ir colocando en las casas, y este fué el resultado.


y aquí otros que ya tenía hechos y colocados en las casas, pero ya que estaba haciendo fotos...

Todos los arreglos están hechos con flores de bouquet, la mayoría son de tela. Es que lo de hacer flores no es mi fuerte, me quedan horribles, entonces voy buscando las mas chiquitinas que encuentro y esas son las que utilizo. El resultado no es malo y hasta que me decida a hacer las flores yo misma...
También hice unos botitos de perfume, con tapitas en forma de rosa (a éstos les faltan las etiquetas). Tampoco me pude resistir a hacer unos botes de perfume con forma de ositos, son cuentas de collares de cristal. Como no se mantenían en pie le añadí una base de pasta y como tapita una cabeza de alfiler de color.


También, con cuentas de collar hice el siguiente conjunto decorativo, quizas para un tocador. Las flores son provisionales, eran sólo para ver el efecto.








Unos regalitos

Mi amiga Caly a la que quiero mucho me regaló todos estos imanes de nevera, y ya casi todos están ubicados en las dependencias indicadas.


Y mi madre me regaló una colección de sacapuntas que tenía. Son todos de hierro y algunos (de los cuales no pongo fotos) son grandes, pero otros si que se adaptan a la escala, por ejemplo este reloj y la imprenta.
Pero realmente los que son preciosas son las barricas y la prensa para la uva. Están hechas con mucho esmero y detalle, las copitas que cuelgan de las mesas se pueden sacar y la rueda de la prensa gira.